El miedo al rechazo es clásico, muchas personas lo tenemos. Y nos sentimos mal por esto pero... este miedo existe ‘para algo’.

El miedo al rechazo es para impulsarte a buscar los insights, la información necesaria, que ayudaa a que la persona progrese.

Cuando literalmente ayudas a esta persona a progresar, ella regresará a abrazarte. No a rechazarte.

Entonces, el miedo al rechazo es bueno cuando lo entendemos adecuadamente y lo sabemos aprovechar.

Si tienes el miedo al rechazo:
1. Identifica quién o quiénes no quieres que te rechacen.
2. Busca y encuentra lo que estas personas necesitan para progresar.
3. Dáselo.

Listo y casi frito. Sé tú.

-Robert Baum
• Clases Online: www.robertbaum.net
• Sesiones Individuale: WhatsApp +507 6236-8530