En estos días me preguntaron: “Robert, ¿cómo hago para mantener mi ánimo arriba?”

La ponchera es que no estamos supuestos a mantener el ánimo arriba. Funciona distinto.

La pregunta mágica es: ¿cómo realmente nos animamos?

Todo es una experiencia. Y toda experiencia es cíclica, tiene un inicio y un final: Expansión-Contracción.

Arriba, en la expansión, hay abundancia y alegría. Y como somos consumidores -consumir significa extinguir, somos extinguidores- cuando nos comemos esa alegría o esa buena energía, tenemos que regenerarla para que sea útil en el nuevo ciclo, en la nueva experiencia que vamos a vivir.

Abajo está la contracción, el nacimiento de la nueva energía que vamos a expandir para aprovecharla, consumirla.

Después bajamos de vuelta hasta la contracción total. Aquí es donde están las emociones bajas, la recesión, tristeza, etc.

Entonces:
Subir, bajar, subir, bajar, subir, bajar... ánimo alto, ánimo bajo, ánimo alto, ánimo bajo, alto, bajo, alto, bajo. Cíclicamente.

En esencia, esto nos enseña que tenemos que apagar esa energía o ánimo para poder encender una nueva... para poder aprovecharla al máximo.

Necesitamos ánimo bajo para tener ánimo alto.

En mi website, www.robertbaum.net, ahorita mismo hay 15 Clases gratis o a retribución voluntaria, para ayudarte a comprender mejor la vida y entenderte mejor.

Y si quieres trabajar tú y yo, directo y juntos en Sesión Individual, porfa me contactas al WhatsApp +507 6236-8530.

Sé tú. Te amo.
-Robert Baum