Es el año 2012 y estoy en el cine. Por algún motivo la persona de atrás -quizás por piernas largas- está jamaqueando mi silla. Después de un rato decido voltearme para decirle algo pero, antes de voltearme, el man para.

Al rato inicia de vuelta y, cuando decido voltearme para decirle algo, el man para.

Al rato sucede lo mismo, siempre parando antes de que yo me voltee.

Luego empieza a jamaquear la silla de la persona al lado mío y, antes de que me voltee, el man para.

Y regresa a jamaquear la mía.

En ese momento aprendí algo. Me dije a mí mismo: “Aguanta, el cine no me interesa, siempre me da sueño. Mejor aprovecho a este man como mi mecedora personal.”

Y wega... aproveché y me dormí.

Qué belleza de momento. Especialmente porque pude ver cómo mi ego se mete en medio de lo que realmente me importa en la vida.

Si la vida me da limones... lo agarro de mecedora. Descansé rico.

En mi libro ‘Tu código personal’, encuentras conceptos y herramientas para que puedas entender y descubrir lo que es realmente importante para ti. Lo que le da significado a tu recorrido. Ese nivel de claridad es clave para el desarrollo de nuestra vida.

Entra a www.tucodigopersonal.com/libro o escríbeme felizmente al WhatsApp +507 6236-8530.

La tengo en digital e impreso.

Esta vida es lo máximo, cuando la entendemos adecuadamente. ¡Wega!

-Robert Baum