Todo en esta vida es útil. Todo tiene su ‘para qué’. Todo sirve. ¿Y para qué es la confusión y caos?

Para llegar a la respuesta, vamos a responder las siguientes preguntas, en este orden: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Para qué?

1. ¿Qué es la confusión y caos?
La confusión es el estado antes de una nueva respuesta. El caos es el estado antes de un nuevo orden.

La confusión o caos es la energía que nos presiona a buscar una nueva respuesta o nueva estructura.

Sin esa presión, nos quedamos donde estamos, estancados o en confort.

2. ¿Cómo aprovechamos la confusión o caos?
Tenemos la tendencia a huirle a la confusión o caos. Dentro del concepto ‘huir’ está la connotación silenciosa de que algo nos está correteando. Cuando le huimos a la confusión o caos, es que eso nos está correteando.

Entonces nos toca parar de huir y situarnos adentro de la confusión o caos. Nos toca pararnos en medio de la tormenta. Sentir su presión para aprovecharla.

3. ¿Para qué es la confusión o caos?
La confusión o caos aparece para movernos, para empujarnos, para inspirarnos a algo mejor. Para llevarnos hacia lo que sigue... a nuestra nueva respuesta o nuevo orden.

RESUMIENDO: ¿Cuál es la clave?
1. Acepta la confusión y caos como parte importante de tu vida.
2. Sitúate dentro de esa confusión o caos (en vez de huirle).
3. Observa y acepta la respuesta que te trae.

Hay un proverbio norteamericano que dice: “Si tienes un problema, es que no te gusta la solución”.

Aceptemos la solución. Termina siendo nuestra verdad.

En mi libro ‘Tu código personal’, encuentras conceptos y herramientas que te ayudan a navegar los momentos que consideras negativos, para pasarlos a positivos útiles.

Entra a www.tucodigopersonal.com/libro o escríbeme felizmente al WhatsApp +507 6236-8530.

La tengo en digital e impreso.

Te amo.

-Robert Baum